El Arquitecto y su Ciudad. Sinan y Estambul, por Rafael Pereira.

4 ago. 2011





Sinan ibn Adülmennan fue el más destacado arquitecto otomano, más conocido como Mimar Sinan (mimar significa arquitecto). Nació en torno al año 1490 y murió en 1588. Fue, por lo tanto, contemporáneo de Vignola, Palladio, Miguel Angel y Juan de Herrera. Su calidad e influencia en los arquitectos musulmanes de la época y posteriores es comparable a los citados dentro del ámbito cristiano.
Se sabe que era de origen armenio o griego y de familia cristiana, aunque después fue convertido al islam y formado al servicio del sultán como jenízaro, cuerpo militar de élite cuyos miembros eran hijos de cristianos procedentes de diversas regiones del inmenso Imperio Turco.
Fue en el ejército donde comenzó a demostrar sus aptitudes matemáticas, alcanzando el grado de "zemberkcibasi" (oficial jefe de catapultas) y llegó a construir fortalezas, puentes, acueductos, astilleros, murallas y puertas de ciudades a lo largo y ancho del imperio.
Tendría cincuenta años cuando Solimán el Magnífico le nombra su arquitecto principal y realiza las principales construcciones de Estambul, incluyendo las monumentales mezquitas de Mihirimah, la del Sehzade Mahomet y la impresionante Suleymaniye Camii, conocida como “Mezquita de Solimán”.
Sinan tuvo la suerte de trabajar para un sultán con una gran sensibilidad para el arte, pues Solimán fue, además de un apasionado de la arquitectura, un gran poeta:
Riqueza y poder es lo que todos consideran como la mejor suerte,
Pero en esta vida un poco de salud es lo mejor.
Aquello que los hombres llaman gobierno es lucha mundana y batalla constante;
El más alto trono está en la alabanza de Dios, la más feliz de las condiciones.

0 COMENTARIOS: